Santiago Sutton int art

Pasaba por ahí. Y no había nadie, como sucede a veces, y te preguntas si no le hacen la vida excesivamente fácil a los ladrones. Pero se oía un ruido como de sierra detrás de la casa y  había alguien que dijo que sí, que era una buena idea lo de poner un anuncio en una página local. Eran las máscaras, los totems, quizá, los tikis, en hawaiano, aquellos que pueblan Montañita ‘porque había que sacar el pasado a relucir aunque fuese a través de criterios interpuestos.’  Es cierto que el Tiki Limbo había nacido de otra cosa: del ‘estás en el nimbo’ y luego, ‘podría ser una variante además de ‘tequiero’ mucho’. Pero había que elucidar el asunto en profundidad y por suerte ya había algún nexo intermitente con algo que pudiese asociarse a la realidad artística primaria. Tenía que ser primaria.

 Tiki Totem es un proyecto intuitivo, de aquellos que el general había concebido para salvar la honra de la mísera intuición masculina y el problema de la inducción. Además, podía servir para referencia estética en criterio variable ya que los hoteles se habían quedado sin categoría ninguna y, finalmente, quizá salía algún genio de la pintura de todo el conjunto o, al menos, una decoración propia al lugar, y si no, quizá por lo menos hubiese alguien que se divirtiese con lo que estaba haciendo.

La árdua correlación entre la mano y el pensamiento y la dificultad por dar a entender diferencias en cuanto a la calidad – acaso bastase con tirar un bote de pintura sobre un lienzo para pretender a arte?, y sin embargo, hay algunos que se lo piensan detenidamente …- forjó el término int art, una asociación intuitiva al modo de apelación que se utilizó para darle nombre a los locales del lugar. Al final, arte intuitivo o mercante internacional? “No, no hace falta para calificar un intento.”

 Lógicamente generaría un arte propio, fusionado, irreverente, apegado, copión y hasta sutil, podría decirse, como si se atreviese a decir que sí, pero sin mucha convicción formal. “Usted cree que hay que haber leído a Picasso para ser artista?” “Es posible.” Un arte no es en si arte, aunque pueda servir de referencia. En cualquier caso, por ahí se empieza: Santiago Sutton hace la diferencia entre lo artesano y el arte, haciendo hincapié sobre la diferencia entre un encargo y lo que le gusta, es decir, lo que expresa en cuanto a su propia voluntad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s