El extranjero en zona franca

El extranjero debe avisar de su presencia prolongada (más de tres días) a la policía local o a la gobernación si se le requiriese. Precisa de permiso especial de gobernación, quien a su vez sigue las instrucciones locales, o de la función judicial para abrir un negocio, salvo si estaba presente durante la fase de generación de zona franca.

Irregularidades cometidas por personas de origen extranjero no suelen conllevar mayor pena que la de exclusión de la zona franca lo que, a su vez, puede tener por consecuencia la pérdida íntegra de sus negocios.

Se prohíbe al extranjero una excesiva manifestación nacionalista (bandera, discursos alabando las adquisiciones nacionales, etc.) aunque se recomienda un despliegue de características nacionales  propias (música, lengua, vestimentas) que permitan a los locales distinguir caracteres nacionales referenciales que sirvan con posterioridad a establecer relaciones con otros países.

Consiguientemente se aprecia todo esfuerzo que se haga en vistas a dar a conocer las peculiaridades históricas, culturales, lingüisticas u otras apoyadas en costumbres nacionales revelando un orden interno.

No se recomienda el contacto excesivo con la población local para evitar fusiones o contagios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s